• andreunavarra

Vivir el viaje. Patricia Almarcegui y su ensayo en plenitud

La escritora Patricia Almarcegui consigue, desde la Literatura Comparada, defender el derecho de las mujeres a viajar solas sin ser molestadas y traza un mapa histórico de la mirada occidental desde la Antigua Grecia hasta la actualidad.

Por: Andreu Navarra


La ensayista y novelista Patricia Almarcegui se ha convertido en la máxima teórica sobre el viaje en nuestro país. No hay que darle más vueltas. Los mitos del viaje es la tercera obra que publica con Fórcola, una casa que muestra una predilección especial tanto por los ensayos como por los viajes. Anteriormente habían sido la novela La memoria del cuerpo (2017) y el revelador Conocer Irán (2018), a los que suma esta nueva aportación de enorme valor documental. Podemos afirmar, pues, si añadimos Una viajera por Asia Central (Universitat de Barcelona Edicions, 2016) que la autora está en plena forma y que vive un momento de especial esplendor creativo.

En Los mitos del viaje encontraremos, básicamente, un primer núcleo teórico que construye una auténtica filosofía del viaje, y es esta potencia teórica, que Almarcegui despliega con total naturalidad, sin afectación académica, lo que la sitúa al nivel de los grandes analistas del discurso europeos. Ésta podría ser nuestra primera conclusión: disponiendo de la prosa densa y amena de Patricia Almarcegui, ya no podemos decir que los departamentos de Literatura Comparada española estén en decadencia. Han dado esta voz potente y amena, capaz de trazar y enlazar frases como brochazos de racionalidad. Y si nos atrevemos a expresarnos con más llaneza, diremos que este libro es tan riguroso como delicioso.

Patricia Almarcegui: “Los viajes no se miden por cuánto dan, sino por lo que significan”.

El secreto de todo este saber lo revela la autora en la sección final del libro, cuando nos enumera cuáles son los libros teóricos (la mayoría procedentes del mundo anglosajón, aunque no sólo) que le sirvieron para construir su filosofía sobre el viaje. Si se añade este legado a la cantidad de literatura de viaje occidental que ha leído y analizado, el resultado son los cinco análisis centrales del libro, dedicados a los viajes de Marco Polo, la Embajada a Tamorlán de Ruy Gómez de Clavijo, las experiencias de la escritora ilustrada Lady Mary Wortley Montagu, los casos paralelos del español Ali Bey y Carsten Niebuhr y a la fascinante figura de Annemarie Schwartzenbach.

Patricia Almarcegui: “El turista sigue las rutas y los itinerarios preconcebidos, sabe adónde va. El viajero los evita”.

Los mitos del viaje contiene tres líneas argumentales bien desarolladas: la diferencia entre viajero y turista, la reivindicación de que una mujer sola pueda viajar sin ser interrumpida o agredida, es decir, la oportuna reflexión sobre las relaciones entre viaje y género y la evolución del viajero medieval que buscaba únicamente confirmar lo que decían las Escrituras al viajero moderno, que modela su individualidad con las migajas de un mundo ya explorado, cuando no agotado.

En realidad, lo que tenemos es un mapa diacrónico del mundo. Al no una clasificación geográfica para elaborar su ensayo, lo que leemos es mucho más valioso: una historia de la mirada occidental desde Heródoto hasta Lorenzo Silva, desde el siglo V a.C. hasta anteayer. El no haberse limitado a ser medievalista o contemporaneísta emparenta a Patricia Almarcegui con la mejor tradición de la historia cultural, habiendo partido de la Filología. El resultado de todo ello es uno de los libros más interesantes y valiosos del año.



contacto

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
© 2020, The Godmother